Fauna silvestre

 

En las dehesas jerezanas, la fauna autóctona es considerada en muchas ocasiones como uno más de los recursos económicos, basado fundamentalmente en la caza.

Jabalí (Sus scrofa)
Para ampliar la imagen haga clic sobre ella

La especie de caza mayor más usual en las “manchas” es el jabalí (Sus scrofa), bicho que se sirve de la gran densidad de matorral para guarecerse. y que aprovecha las bellotas para alimentarse.

El ciervo (Cervus elaphus) existe en alguna que otra finca, pero su presencia es meramente testimonial.

Dentro de las especies de caza menor, podemos señalar diversos representantes, como la paloma torcaz (Columba palumbus) y el conejo (Oryctholagus cunniculus) que son las especies más comunes susceptibles de ser cazadas, al igual que los distintos tipos de zorzales.

Próximas a las superficies de cultivo de cereal se cazan perdices (Alectoris rufa), tórtolas (Streptopelia tutur) y codornices (Conturnix conturnix) ya que su base alimenticia son las semillas de gramíneas.

La liebre (Lepus capensis) es más frecuente en los lugares despejados y con poca densidad de arbolado, lugares que le permiten dar grandes carreras sin encontrarse obstáculos.

Entre las especies no cinegéticas cabe destacar el zorro (Vulpes vulpes), la gineta (Genetta genetta) y el gato montés (Felix silvestris).

El erizo (Erinacens europaeus) y el lirón careto (Eliomys cuercinus ) son dos especies protegidas de gran importancia ecológica.

Entre los reptiles destaca el lagarto ocelado (Lacerta lepida), la culebra bastarda (Malpolon monspessulanus), la culebra escalera (Elaphe sacalris) y la lagartija colilarga (Psamodromus algidus).

Contamos en nuestros encinares y alcornocales con rapaces protegidas como el águila calzada (Hieraaetus pennatus), el águila perdicera (Hieraaetus fasciatus), el águila culebrera (Circaetus gallitus), el alcotán (Falco subbutteo), la lechuza común (Tyto alba) y por su rareza y escasez el buitre negro (Aegypius monachus).

Otras especies rapaces de importancia son: el buho real (Bubo bubo), el azor (Accipiter gentilis), el gavilán (Accipiter nisus), el milano negro (Milvus migrans), el milano real (Milvus milvus) y el mochuelo (Athene noctua).

También protegidos aparecen: la cigüeña negra (Ciconia nigra) y blanca (Ciconia ciconia), además de la grulla (Grus grus), que

Ciervo (Cervus elaphus)
Para ampliar la imagen haga clic sobre ella
Cigüeña blanca (Ciconia ciconia)
Para ampliar la imagen haga clic sobre ella
utiliza la dehesa como zonas de invernada, sistema de excepcional importancia para la supervivencia de esta especie.

En los bosques de encinas habitan otras aves como el rabilargo (Gyanopica cyanea), el alcaudón (Lanius senator) muy escaso actualmente e infinidad de pájaros insectívoros como el pito real (Pico viridis), la abubilla (Upupa epops), el carbonero común (Parus major), el petirrojo (Erithacus rubecula), el agateador común (Certhis brachydactila), pinzón real (Fringilla montifringilla), reyezuelos (Regulus sp.) etc.

 

Estás en Recursos Medioambientales / Fauna silvestre