Torre del Homenaje & Torre del Reloj

 

Torre del Homenaje (sangrienta)

La torre del Homenaje, es la de mayores medidas: 10,50 x 7,50 m., y su situación, en la zona de más desnivel, le confiere un aspecto de robustez que no poseen las restantes. La puerta de acceso es de reducidas dimensiones, adintelada y con algún sillar, posiblemente reaprovechados de época romana, según sus características. La bóveda, es de cañón apuntado y, realizada con lajas de pizarra colocadas de perfil y compactadas con abundante cal. En la única estancia de esta torre y en su cara suroeste hay un vano geminado al exterior y de medio punto al interior, toscamente labrado, y una fina aspillera en la cara noroeste, siendo estos dos citados los únicos puntos de penetración de luz al interior de la torre: el primero para la estancia abovedada y el segundo para la escalera que da acceso a la parte alta, la cual comienza en caracol y, continua luego de manera irregular, con trozos rectos y curvos hasta terminar en una especie de bóveda de horno que da salida a la terraza superior.

Si exceptuamos el vano de la citada escalera, el resto de la torre es maciza y sin troneras o saeteras de los modelos que son típicos del siglo XV, como las circulares con cruz superior o lo buzones, al igual que las restantes la torre del Homenaje está construida con sillarejo y mampostería y sólo tiene sillares bien escuadrados en los ángulos.

A esta torre se conoce tradicionalmente como “Torre Sangrienta”, nombre legendario que se debiera acaso porque en el siglo XIV se mandó ajusticiar en ella a algunos caballeros templarios que se habrían negado a entregar la villa al rey Fernando IV, con motivo de la disolución de su orden militar.

Torre del Homenaje
Para ampliar la imagen haga clic sobre ella
Torre del Reloj
Para ampliar la imagen haga clic sobre ella

Torre del Reloj

En 1570 por acuerdo del Concejo, se ordenó reparar el tejado de la misma, debido a que las filtraciones de agua dañaban el reloj, siendo esta la primera referencia histórica que conocemos de la ubicación del mismo.
Tiene planta rectangular. En su primer cuerpo tan sólo hay un vano de forma ojivar y ventanilla ciegas pareadas. El cuerpo que está por encima, encalado, es un añadido posterior, que hace las veces de campanario reducido en tamaño (a la manera de los existentes en las torres) y en el que destaca el popular reloj que le da nombre.

En 1710 fue sustraído por las tropas portuguesas y hasta 1739 que se compró otro, Jerez usó el de Valle de Matamoros.

La torre se remata con una imagen de Cristo con los brazos abiertos.

 

Estás en Turismo / Patrimonio histórico artístico / Torre del Homenaje & Torre del Reloj